Así funciona ‘Groot’, el “culo robótico” de Tesla con el que prueban la resistencia del asiento de sus coches

Los fabricantes de coches tienen que probar todos los detalles. Desde la seguridad hasta las luces pasando también por la resistencia y comodidad de los asientos. Para esto último, Tesla nos ha enseñado recientemente una de sus adquisiciones, un robot especial para probar los asientos de su Model 3.

Con un diseño similar al que disponen sus consumidores en la zona de contacto con el asiento, el robot de Tesla dispone de una punta redondeada ligeramente acolchada y rodeada de una tela tejana. Exacto, el gigante automovilístico dispone de “culos robóticos” para probar los asientos y la inspiración de su diseño es clara. No es el único robot que tienen en Tesla para probar sus coches, pero sin duda sí uno de los más curiosos.

Un robot con pantalones tejanos para probar los asientos del Tesla Model 3

Tesla Bots

Elon Musk retrasó la producción del Tesla Model 3 debido a la ineficiencia de sus robots y la excesiva automatización. Pese a ello, no parece que en la compañía vayan a sustituir su robot probador de asientos por personas, ya que sería un trabajo de locos.

La historia de este “culo robótico” es de lo más curiosa, ya que además de su forma recibe el nombre de ‘Groot’, inspirado en uno de los personajes más carismáticos de ‘Guardianes de la Galaxia’. Otros robots de la factoría de Tesla también tienen nombres de superhéroes y es que según algunos trabajadores, estos robots se ven a veces como compañeros de trabajo.

Tesla explica que su “culo robótico” sirve para probar la resistencia de sus asientos y el robot es capaz de realizar hasta 40.000 ciclos, lo que equivale a unos 12 años de uso.

El robot consiste en un brazo mecánico donde en la parte final se ha añadido una tele tejana en color azul. Un material que además ayuda a garantizar que los vaqueros azules no manchen el material sintético blanco que Tesla incorpora en sus modelos ‘Ultra White’.

Groot

A mediados del año pasado, Elon Musk anunció un Hackathon para corregir varios de sus robots. Aunque no hay informaciones que ‘Groot’ haya necesitado ninguna ayuda. No creemos por tanto que este robot sea uno de los motivos por los que a Elon Musk últimamente le estén “yendo las cosas de culo”.

Ford también tiene su propio “culo robótico”: ‘Robutt’

Tesla no es el único fabricante en apostar por los “culos robóticos”. De hecho, hace unos años otra marca estadounidense como es Ford presentaba un robot similar. Se trata de ‘Robutt’ (robot butt), una máquina para comprobar y hacer pruebas de sudor en los asientos.

Robutt‘ simula una década de uso del coche en un periodo de tiempo de tres días. Para ello, cuenta con un trasero robótico de grandes dimensiones que se calienta hasta los 36 grados centígrados y puede humedecerse con hasta 450ml de agua. El robot se sienta, rebota y gira el asiento hasta 7.500 veces.

Ford

Ford anunció a mediados del año pasado que ya está implementando este robot para todos sus vehículos en Europa. Una máquina con un aspecto muy curioso que varios fabricantes tienen en sus talleres y nos enseña hasta qué punto la automatización puede servir para hacer comprobaciones que en el caso de los humanos sería extenuante, incluso pese a tener que sentarse.

Temas

Powered by WPeMatico

Bitcoin GPU Miner

AdSense