Pequeños botes robóticos autónomos para crear un mapa 3D y en tiempo real de los canales de Ámsterdam

Ámsterdam es visitado cada año por poco más de 17 millones de turistas, de los cuales se estima que aproximadamente sólo 300.000 usan un bote para moverse por sus canales. Es decir, una mínima parte de las personas que visitan la ciudad usan los canales para transportarse, algo que también ocurre con sus habitantes, esto de acuerdo al Instituto de Soluciones Metropolitanas Avanzadas de Ámsterdam (AMS).

Lo anterior estaría provocando que en la tráfico en las calles de la ciudad se esté intensificando, tanto de coches como de bicicletas, y siga sin contemplarse el uso de botes. Es así como el AMS se unió hace un par de años al MIT para desarrollar tecnología que pueda ofrecer una solución a esto. Y así es como nació ‘Roboats‘, un proyecto que busca crear un mapa 3D en tiempo real de los canales de Ámsterdam con el fin de aprovecharlos más.

Roboats

Según las cifras, en los canales de Ámsterdam cada día navegan 502 botes que pasan por sus cerca de 1.200 puentes. La idea de ‘roboats’ es crear una nueva infraestructura basada en plataformas marítimas autónomas que podrían servir para diversas tareas, como puentes temporales, plataformas para ventas especiales, para recolectar basura, realizar entregas de mercancías o paquetes, o hasta para transportar personas.

Lo anterior serviría para aliviar el tráfico de las calles, pero al mismo tiempo, estas plataformas podrían ayudar a captar datos en tiempo real de la ciudad, con lo que podrían dirigirse de forma autónoma a los sitios donde se requiera mayor apoyo.

La primera etapa del proyecto consistió en fabricar unos pequeños botes robóticos autónomos, que están equipados con tecnología de mapeo 3D, visión computarizada y sensores LiDAR. Con esto, cada bote es capaz de capturar y procesar más de 300.000 puntos por segundo, construyendo así una imagen de la ciudad que puede ser usada para la navegación y la clasificación de objetos.

Al tener estos datos, el objetivo es tener nueva información que ayude a entender el comportamiento de los canales fluviales de Ámsterdam, para que en un futuro se pueda crear una plataforma de acceso público donde esté la información en tiempo real de posibles afectaciones en alguna zona del canal, calcular rutas y medir condiciones ambientales.

Antes de aplicar esta tecnología y desarrollar plataformas de mayor tamaño, el proyecto busca crear botes suficientemente fuertes para sobrevivir durante varios días en el agua, que además sean capaces de integrar los componentes suficientes para enviar información en tiempo real.

Durante los dos últimos años del proyecto, el bote ha cambiado de diseño y ha ido integrando nuevos sensores, con lo que este 2019 seguirán en la etapa de pruebas con el objetivo de poder explicar nuevos fenómenos, como el movimiento de las olas, las corrientes, y el como afecta el uso de botes de pasajeros de acuerdo a su tamaño y la cantidad de personas que transporta.

Temas

Powered by WPeMatico

Bitcoin GPU Miner

AdSense